San Gimignano es una pequeña ciudad medieval amurallada en la provincia de Siena, Toscana. Es principalmente famoso por su arquitectura medieval, especialmente sus torres, que se pueden ver desde varios kilómetros fuera de la ciudad.

La ciudad también es conocida por el vino blanco, Vernaccia di San Gimignano, elaborado a partir de la uva Vernaccia que se cultiva en la zona.

San Gimignano fue fundado como un pequeño pueblo en el siglo III a. C. por los etruscos. Los registros históricos comienzan en el siglo X, cuando adoptó el nombre del obispo San Geminiano, que la había defendido de los hunos de Atila.

En la Edad Media y la época del Renacimiento, fue un punto de parada para los peregrinos católicos en su camino a Roma y el Vaticano, ya que se encuentra en la Via Francigena medieval.

El desarrollo de la ciudad también se vio mejorado por el comercio de productos agrícolas de las fértiles colinas vecinas.

Mapa: San Gimignano
Mapa: San Gimignano